El procurador general interino participó de la inauguración del edificio donde funcionarán la Fiscalía de Distrito y la Unidad Fiscal de la jurisdicción de Salta

Eduardo Casal, junto al ministro de Justicia Germán Garavano, el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz y el titular de la Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal Federal, Rodolfo Urtubey estuvieron presentes en el acto que puso en funcionamiento las nuevas instalaciones del Ministerio Público Fiscal. Asistieron también representantes del Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y fiscales y funcionarios de la jurisdicción.

El procurador general de la Nación interino, Eduardo Casal, participó ayer de la inauguración del edificio donde comenzarán a funcionar las nuevas instalaciones del Ministerio Público Fiscal en la jurisdicción de Salta, ubicado en la calle Caseros 455 de la capital provincial. Es en el marco de la implementación del  nuevo Código Procesal Penal Federal que entró en vigencia el pasado 10 de junio en la jurisdicción de Salta y Jujuy.

Casal estuvo acompañado en el acto inaugural por el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano; el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz; y el titular de la Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal Federal, senador Rodolfo Urtubey.  Al acto asistieron fiscales federales de la jurisdicción de Salta y Jujuy -Eduardo Villalba, Ricardo Toranzos, Carlos Amad, Sebastián Jure y Marcos Romero y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.

Además, estuvieron presentes el fiscal federal Carlos Rívolo y la fiscal Susana Pernas, presidente y secretaria general de la Asociación de Funcionarios y Fiscales (AFFUN) del Ministerio Público Fiscal, respectivamente. También representantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación y la provincia.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del procurador general interino, quien resaltó que la inauguración del edificio constituye “la culminación de este primer paso,  su estructura refleja la nueva organización que debe adoptar el Ministerio Público Fiscal para adecuarse a las necesidades propias del sistema adversarial, caracterizado fundamentalmente por el dinamismo y la desformalización”.

También se refirió a los avances en el sistema de justicia tras la implementación del nuevo Código Procesal Penal Federal: “Desde la implementación del nuevo Código se iniciaron 160 casos, 120 audiencias y se puso fin a 257 trámites, además de continuar con los expedientes que tramitaban con el sistema anterior”. “Culmina aquí una etapa de la implementación cuyas experiencias habrán de servir y facilitar las etapas que están por venir”, agregó.

Casal agradeció el esfuerzo y el compromiso del Ministerio de Justicia de la Nación, de las diferentes áreas del MPF que intervinieron y de los fiscales, funcionarios y empleados de la jurisdicción “que aún sin contar con todos los elementos que hoy se incorporaron, no dudaron en aceptar el desafío que todo cambio como este importa”.

Luego siguió la voz del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, quien se refirió a la importancia de la puesta en marcha del nuevo Código: “Fuimos en la dirección correcta, tuvo enormes resistencias, pero fue posible por un trabajo colectivo”.  En la misma línea se expresó el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz. Recordó los más de cien días de implementado el sistema acusatorio en la jurisdicción  y del esfuerzo de muchos para hacer posible la reforma del Código Procesal Penal Federal.

El acto culminó con una recorrida por el nuevo edificio, donde además de las Fiscalías de Distrito y Unidades Fiscales tendrán su sede la regional NOA de la Procunar y la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado.

En abril de 2019, Casal firmó la resolución 35/2019 mediante la cual se aprobó el nuevo esquema de las Fiscalías de Distrito, Unidades Fiscales y Descentralizadas, ante la implementación del sistema acusatorio. La nueva estructura propone el abandono del diseño reflejo al del Poder Judicial -estructurado sobre la base de un fiscal por dependencia y una fiscalía ante cada órgano jurisdiccional- para pasar a un modelo de organización dinámico en el que la actuación del MPF estará orientada por los criterios de política criminal y de persecución establecidos en función de las necesidades de cada Unidad Fiscal.

Related posts

Leave a Comment