En 2018, el 47% de los homicidios dolosos de mujeres en la Ciudad fueron femicidios

Los datos se desprenden del estudio que realizó el área de Análisis Criminal y Planificación de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), que sirve de insumo para el desarrollo de estrategias de política criminal.

La Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), a cargo de la fiscal Mariela Labozzetta, presentó el informe anual “Femicidios y homicidios dolosos de mujeres en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 2018”. De acuerdo al estudio, en 2018 se produjeron en la Ciudad 9 femicidios, lo cual representa el 47 % de los 19 homicidios dolosos de mujeres registrados, mientras que en 2017 fue del 53%.

El objetivo de la investigación es producir información criminal sobre las características de los homicidios dolosos consumados con víctimas femeninas cometidos en la ciudad de Buenos Aires, desde una perspectiva de género que sirva de insumo para el desarrollo de estrategias de política criminal. El informe fue realizado por el área de Análisis Criminal y Planificación de la UFEM, de acuerdo a los lineamientos plasmados en la resolución PGN N°427/2016 y se trata de la cuarta edición del estudio, cuya primera publicación fue en 2016.

Con respecto a las circunstancias en las que se cometieron los homicidios dolosos de mujeres, el 32% de los casos se desarrollaron dentro del ámbito intrafamiliar. Según señala el estudio, “resulta alta para 2018 la cantidad de casos cometidos en situación desconocida con el 26%”. Asimismo, existieron un 16% de las causas donde se investigaron homicidios en ocasión de robo contra mujeres mayores de 80 años.

También se explica que el 75% de los victimarios fueron varones, el 15% mujeres y no existen datos sobre el género del victimario en un 10% de los casos de homicidios dolosos de mujeres.

Resultados particulares respecto de los femicidios

Si se hace hincapié en los femicidios, el 78% (7 casos) ocurrieron en espacios privados. La vivienda de la víctima fue el lugar de ocurrencia más frecuente en estos casos, ya que un 44% de los femicidios fueron cometidos en ese espacio, sumado a un 22% de casos en los que el hecho se cometió en la vivienda compartida. En cuanto a las principales causas de muerte en estos expedientes, el 44% fue por estrangulamiento; el 22% heridas de bala; mientras que las heridas por golpes representaban el mismo porcentaje. Por último, el 11% fue por apuñalamiento. “Se corrobora una mayor incidencia de armas de fuego en el universo total de los homicidios de mujeres (26%) respecto de aquellos identificados como femicidios (22%)”, indicó el informe confeccionado por UFEM.

El otro dato que se resaltó es que en al menos el 67% de los femicidios , las víctimas conocían a sus victimarios. Allí, se puede resaltar que en cinco casos se trataba de su pareja o ex pareja.

 

Si se evalúan los femicidios donde había relación de pareja, en tres casos se verificó en el expediente la existencia de algún tipo de antecedente de violencia entre víctima y victimario. Inclusive, en uno de los casos hubo denuncia judicial por violencia de género, que incluyó medidas de protección vigentes al momento del femicidio, como la prohibición de acercamiento y el uso de un botón de pánico.

En el marco del estudio se relevaron también otras circunstancias específicas en las que se desarrollaron los casos de femicidio, además de la relación vincular entre víctima y victimario. Si bien en el estado de investigación de las causas al momento del relevamiento no pudo constatarse fehacientemente violencia sexual contra la víctima, en cinco casos se observó algún componente sexual vinculado al hecho (55 %). Se incluyen así casos en los que se constataron rastros biológicos del victimario, había preservativos en la escena y cuando la posición y condición de vestimenta de la víctima indicaba algún componente sexual.

Según el informe, en dos casos de femicidio el hecho estuvo vinculado a una actividad criminal organizada.

Asimismo, se pudo verificar que en dos casos de femicidio el hecho se encontraba vinculado a una actividad criminal organizada (uno de ellos un caso de secuestro extorsivo y otro que se dio en el marco de una banda dedicado al robo y comercio de estupefacientes).

Para el año 2018 no se detectaron casos de travesticidio/transfemicidio ni casos de femicidio en contexto de encierro.

Características de víctimas y victimarios

El promedio de edad de las víctimas de homicidios dolosos fue de 49 años. Si solo se tienen en cuenta los femicidios, el promedio disminuye a 39 años. El informe explica que esta circunstancia obedece al registro de los casos de muertes de adultas mayores de 80 años en situaciones de robo.

En 2018 el promedio de edad de las víctimas de homicidios dolosos fue de 49 años. Si solo se tienen en cuenta los femicidios, el promedio disminuye a 39 años.

Al hacer el análisis por nacionalidad, el 67% de las víctimas de femicidio fueron argentinas y el 33%, migrantes. Se señala en el documento que tres de ellas estaban o habían estado en situación de prostitución y dos tenían vínculos con “economías ilegales”.

Por otra parte, en 2018, veintiún personas perdieron a su madre víctima de femicidio. Nueve de esas personas eran menores de 21 años.

De acuerdo al estudio de UFEM, 2018 presentó una cantidad alta de perpetradores en casos de homicidios de mujeres y, en particular, de aquellos no identificados. Se constataron veintinueve victimarios, doce de los cuales eran no identificados. Esto indica que varios hechos registraron autores múltiples, lo cual ya había sucedido en 2017 con 41 victimarios en veinticinco hechos.

Específicamente, si se trata de femicidios se verificaron doce victimarios (9 identificados y 3 desconocidos). También cabe resaltar que nueve de los señalados se fugó luego de cometer el hecho, lo que representa un 75% de los casos. En siete expedientes estas personas permanecen prófugas. Por otra parte, un victimario estaba vinculado a actividades ilegales y otro pertenecía a la Policía de la Ciudad.

Related posts

Leave a Comment