Secuestros Extorsivos: La UFESE presentó su informe de gestión junio 2016-junio 2019

El documento contempla un análisis cualitativo de la modalidad en que ocurrieron los secuestros extorsivos, y cuantitativo respecto de la cantidad, duración y lugar en que sucedieron, entre otras variables. Además, incluye un repaso de los ejes de trabajo desplegados desde la creación de la unidad especializada. En el período se registraron 432 hechos y una tendencia a su disminución.

La Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), a cargo del fiscal federal Santiago Marquevich, presentó al procurador general de la Nación interino el informe de gestión y desempeño de la unidad, donde se detalla la información recopilada a partir de los 432 casos de secuestros extorsivos ocurridos en todo el país entre junio de 2016 y junio de 2019, que involucraron a 538 víctimas. Además incluye un repaso sobre las modalidades de ejecución de este delito, la normativa aplicable y el trabajo desarrollado en esa dependencia en relación a las tareas encomendadas desde su creación mediante la Resolución PGN 1583/2016.

Cifras y modalidades

De acuerdo al documento, al que puede accederse desde la web de UFESE, durante los últimos años han variado las características y modalidades en que se desarrollan los secuestros extorsivos. Así, entre los años 2002 y 2005 era más usuales los hechos en los que las víctimas permanecían cautivas entre una semana, quince días o incluso más de un mes y se exigían altas sumas de dinero para su liberación, al tiempo que las negociaciones se hacían a través de llamados telefónicos espaciados. Sin embargo, el análisis de los hechos ocurridos entre 2016 y 2019 evidencian que la modalidad ha mutado a la del denominado “secuestros exprés”, donde la víctima permanece privada de su libertad entre una y seis horas, los captores ejercen gran violencia verbal, psicológica y física con sus víctimas, a la que mantienen cautivas en vehículos y negocian los rescates –que incluyen dinero y objetos de valor- a través del propio teléfono celular de la persona secuestrada.

El informe también señala casos en los que los captores contaban con alguna información de la víctima, ya sea por que contaban con datos otorgados por un tercero -entregador- o porque realizaron una corta investigación o seguimiento sobre la persona, previo a secuestrarla.

El balance analiza la información recopilada en 432 hechos de secuestro extorsivo, ocurridos a lo largo del país entre junio de 2016 y junio de 2019: fueron 225 en 2016, 185 en 2017, 111 en 2018 y 25 hasta junio de este año. Si se tiene en cuenta también 2015 -año para el que se registraron 294 episodios-, puede observarse una disminución de las cifras sostenida hasta la actualidad.

Los datos reflejan que en la provincia de Buenos Aires se desarrollaron 345 hechos, mientras que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró 66 casos, le siguen Córdoba y Santa Fe con 6 hechos cada una; luego Mendoza con 3 casos, Misiones con 2 hechos y, finalmente, las provincias de Entre Ríos, Formosa, Salta y Tucumán registraron un caso cada una.

Durante los tres años de gestión, la UFESE llevó a cabo 3.512 colaboraciones de distinta índole a requerimiento de los/as fiscales, en 50 fiscalías federales de todo el país, en la tramitación de causas iniciadas por este tipo de hechos dando apoyo temprano en la investigación criminal y articulando enlaces con las fuerzas de seguridad y autoridades nacionales y provinciales, con el objetivo de sugerir estrategias de investigación conjuntas y coordinadas.

Asimismo, el análisis de los datos evidencia que, entre diciembre de 2016 y marzo de 2017, se produjo un incremento de los hechos respecto del año anterior, producto del despliegue delictivo de dos bandas (integradas por al menos 12 personas) que cometieron un total de 36 secuestros extorsivos. Además, las cifras señalan que entre junio de 2016 y junio de 2019, la mayor parte de los hechos ocurrió entre las 18 hs. y la medianoche, y que las víctimas han pagado -en concepto de rescate- $17.135.690, U$S 881.870, €8.015 y joyas y electrodomésticos.

Ejes de trabajo

El informe presentado expone los lineamientos de la política institucional de persecución penal de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), que fue creada -en junio de 2016- a través de la Resolución PGN N°1583/16, con el propósito de robustecer la capacidad de respuesta del Ministerio Público Fiscal en materia de detección, persecución y represión de este tipo de ilícitos, en asistencia y colaboración con las fiscalías federales de todo el país.

La UFESE trabaja sobre cuatro ejes relacionados entre sí: el apoyo temprano en las investigaciones criminales; la reunión de información y criminal y análisis táctico de la misma; el desarrollo de políticas de litigio estratégico; y el mantenimiento de relaciones interinstitucionales y realización de capacitaciones internas y externas.

Related posts

Leave a Comment